Destacados

ver más
¡No habrá clases el viernes 25 de Mayo!POR Colegio Adventista Buenaventura
023/05/2018

Suspensión de clases para todo el colegio

Educación Adventista en ChilePOR Colegio Adventista Buenaventura
Cuenta CuentosPOR Colegio Adventista Buenaventura
Limpieza DentalPOR Colegio Adventista Buenaventura
Reglamento Sala de EnlacesPOR Colegio Buenaventura
Uniformes EscolaresPOR Colegio Buenaventura

Acceso a WebClass

SISTEMA ADMINISTRACIÓN ESCOLAR

Matrículas Abiertas

Plan Lector

BLOG PORTAL

Lectura Bíblica: Romanos 5

Bendiciones de la justificación

1 Así, habiendo sido justificados por la fe, estamos en paz con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo. 2 Por medio de él tenemos también acceso por la fe a esta gracia, en la cual estamos firmes. Y nos alegramos en la esperanza de la gloria de Dios. 3 Y no solo esto, sino que nos alegramos aun en las tribulaciones, al saber que la tribulación produce paciencia; 4 y la paciencia produce un carácter probado; y el carácter alienta esperanza, (Sant. 1:3) 5 y la esperanza no defrauda, porque el amor de Dios está vertido en nuestro corazón por medio del Espíritu Santo que nos ha sido dado.

Murió en nuestro lugar

6 Cuando aún éramos débiles, a su tiempo Cristo murió por los impíos. 7 En verdad, apenas hay quien muera por un justo. Con todo, puede ser que alguno osara morir por el bueno. 8 Pero Dios demuestra su amor hacia nosotros en que, siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. 9 Así, siendo que hemos sido justificados por su sangre, con más razón ahora seremos salvos de la ira. (1 Tes. 1:10) 10 Si cuando éramos enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo; mucho más, estando ya reconciliados, seremos salvos por su vida. 11 Y no solo esto, sino que también nos alegramos en Dios por el Señor nuestro Jesucristo, por medio de quien hemos recibido ahora la reconciliación.

Adán y Cristo

12 Así como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, pues todos pecaron. 13 Antes de ser dada la ley, el pecado ya estaba en el mundo, porque el pecado no se atribuye cuando no hay ley. 14 Por eso, la muerte reinó desde Adán hasta Moisés, aun en los que no pecaron quebrantando un mandato, con una transgresión como la de Adán, que era figura del que había de venir. 15 Pero el don gratuito no es como el delito. Porque si por el delito de uno murieron los muchos; mucho más copiosamente se derramaron la gracia y el don sobre los muchos por la gracia de un solo hombre, Jesucristo. 16 Ni el don gratuito es como con el pecado de aquel hombre. Porque a la verdad el juicio vino por un pecado para condenación, pero la gracia vino de muchos delitos para justificación. 17 Porque si por el delito de uno reinó la muerte, mucho más reinarán en vida por uno solo, por Jesucristo, los que reciben la abundante gracia y el gratuito don de la justicia. 18 Así como por el delito de uno vino la condenación a todos los hombres, así también por la justicia de uno solo vino a todos los hombres la justificación que da vida. 19 Porque así como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron hechos pecadores, así también por la obediencia de uno los muchos serán hechos justos. 20 La ley vino para revelar el pecado; pero donde el pecado abundó, sobreabundó la gracia; 21 para que así como el pecado reinó para muerte, así la gracia reine para vida eterna mediante la justicia de Jesucristo, Señor nuestro.

Banners

Localización

Mayo de 2018

 

Volver

DomLunMarMieJueVieSab
293012345
6789101112
13141516171819
20212223242526
272829303112